Las razones para el éxito de una clínica dental

Las razones para el éxito de una clínica dental

Las clínicas dentales viven tiempos de auge. En el sector se han producido infinidad de cambios en estos últimos años. La oferta ha aumentado en gran medida y ahora hay muchas clínicas luchando por una clientela que cada vez acude más a ellas.

Más especialistas en Odontología

Se dice que más de un millar de profesionales salen de las universidades de nuestro país. Un sector en el que se están viendo muchos cambios, tanto en cuanto a tratamientos como en equipos, así como en la formación de multitud de profesionales y en la manera que se trata a los pacientes, así como en la dotación de las clínicas.

La confianza del paciente es el objetivo

Está claro que en sector de la salud no es fácil de comercializar, especialmente uno como es el de la salud dental. No solo hay que ofertar un servicio de calidad, debemos también saber ofertarlo de la mejor manera.

Está claro que a nadie le agrada visitar al dentista, por lo que hay que ofrecer el servicio de la mejor manera posible. Todos coincidimos en que al final vamos a un profesional que cobra no precisamente poco y que encima nos hará daño.

La Odontología en un principio no parece algo demasiado atractivo, pero si que es verdad que cuando después del tratamiento el paciente puede volver a masticar, se vuelve alguien agradecido y contento. Un sector donde la sensibilidad es importante y hay que hacérselo pasar lo más livianamente posible al paciente.

Los odontólogos han ido experimentando innumerables cambios, pues ha pasado a encargarse de la gestión y el diseño de los planes de marketing, entre otras muchas cuestiones.  No es solo un problema de precios. Además de que el profesional sea bueno, el trato también es importante, por lo que todo lo que rodea al odontólogo tiene que estar a buen nivel, instalaciones, recepcionista, etc.

Si preguntas a los pacientes las razones por las que se marcha a otro dentista, no van a saber en muchas ocasiones que responderte, pero te dirán que no se sienten del todo cómodos y que prefieren estar en otra clínica.

Al final todo se limita a la percepción y a sentirse a gusto. Esto hace que a lo mejor pueden ir a un sitio donde el precio no sea tan barato, pero sí que se van a sentir mejor por los detalles que tienen. Esto hará que se sienta confortable y cuidado.

Un escenario diferente

En la Clínica Dental Doctora Cachero creen que la innovación y la tecnología son unos de los principales actores que están haciendo no solo diferenciarse a las clínicas, también llevarlas hacia el éxito. En su caso han sido muchos los cambios y constantemente creen que hay que irlo haciendo, pues es la única manera de afrontar la dura competencia con la que cuentan en la zona de Áviles y comarca.

En todos estos años han ido cambiando muchas cosas, en especial la imagen de la típica clínica dental de carácter familiar que se situaba en el primer piso de un edificio, donde el dentista se encargaba también de recibir a la clientela, gestionar la documentación y hacer los diferentes tratamientos.

Lo que era más habitual era no contar con un modelo de gestión para la clínica o que estuviera totalmente obsoleto. La intuición era la que mandaba y de no ser bueno en el trato con el cliente, no era sencillo atraer y poder fidelizar a la clientela.

Los odontólogos ahora también son empresarios, lo que hace que tengan que afrontar la gestión de la clínica de manera exitosa en todos los campos, desde el económico al financiero, pasando por la calidad de la atención al cliente.

Controlar todas estas áreas hace posible que cuenten con una posición ventajosa frente a la competencia. Todo esto proporciona una seguridad mayor ante los imprevistos que puedan producirse. Los dentistas también son ahora líderes y responsables de que la orientación hacia la que vaya la clínica sea la adecuada, lo mismo que las decisiones que el negocio tenga que tomar para avanzar hacia la excedencia.

Otro aspecto que ha sufrido una gran evolución es el del marketing, pues ahora el elegir la clínica está alejado del clásico boca a boca que nos daban los amigos y familiares. Actualmente el paciente pasa a ser consumidor, optando por tomar información de distintos medios, siendo mucho más exigente a la hora de comprar los servicios, la atención dispensada y el precio que pagan por todo ello.

Los tiempos cambian y hay que adaptarse, pues de lo contrario, cualquier clínica dental que siga anquilosada en el futuro tiene opciones de terminar cerrando.