La reforma del hogar, toda una solución

La reforma del hogar, toda una solución

La reforma del hogar es una solución a la que cada vez acuden más usuarios. Es válida para las personas que quieren disfrutar mejor de su vivienda y también a los que desean venderla o en alquiler. Las personas cada vez son más conscientes, pues el número de reformas que se están haciendo en España se han ido multiplicando todos estos años.

La inversión en materia de reformas en nuestro país crece

No es que crezcan el número de reformas, también se gasta más dinero en ellas. Esto sucede porque el parque de viviendas en España es mayor de 30 años. Son edificios donde se precisan ciertas reformas, tanto para que vivan las personas como por el propio mercado de la vivienda.

¿Qué se hace en un piso de más 30 años?

Con esa edad es necesaria alguna clase de actuación al respecto:

  • Muchos sistemas eléctricos o incluso los del agua se van estropeando después del paso de los años, lo mismo podemos decir del estado de las ventanas o de las paredes.
  • Los baños y la cocina, al ser usados diariamente también se desgastan en mayor medida, además de que es una parte de la casa que suele quedarse pasado de moda antes que otras partes de la casa.
  • Los suelos también son otra parte que suele pedirse a la hora de hacer las necesarias reformas, pues las roturas y desgastes antes o después llegan

Daría mucho de que hablar el gran avance que ha tenido la arquitectura y el interiorismo en estos años, pues nos ha ofrecido soluciones que hasta hace una serie de décadas no teníamos en mente.

Las necesidades que tiene cada familia suelen cambiar con el paso de los años, y donde antes solía tener utilidad un piso de tres o cuatro dormitorios, ahora puede pasar a tener menos habitaciones y tener una mayor amplitud.

Existen muchas de estas viviendas ya con años que suelen salir bastante al mercado de ocasión. Todo ello termina por significar reformas, pues es una de las mejor formas de dar más valor a un inmueble.

Reformas para salir al mercado en el sector inmobiliario

Antes hemos hablado de ello, pero lo cierto es que las reformas son importantes cuando se quiere dar salida a una vivienda en el mercado de segunda mano.

Lo primero es que hay muchas viviendas que no se pueden poner a la venta o al mercado del alquiler sin que haya una reforma que la pueda dejar como es debido. En los portales inmobiliarios se pueden ver casas que tienen en estado lamentable los baños o las cocinas, sí de esas que casi duele la vista verlo. Ese tipo de viviendas son mucho más complicadas de vender o alquilar, sin duda.

Después, una reforma integral o parcial en una vivienda de segunda mano aumentará el valor, la que será menos rentable nos puede llegar a dar del orden de un 200% de retorno sobre la inversión que hagamos.

Por lo tanto, una reforma de nivel, lo que hará será revalorizar el piso, donde tendrá un valor que va a ser superior al coste de la propia reforma en cuestión, hablamos de una inversión de lo más positiva para las finanzas personales.

En el caso de que pienses tener el piso en alquiler, la reforma hace posible pedir más y también ayuda a poder ir reteniendo y consolidando a los inquilinos que tengan solvencia, por lo que vas a ganar bastante tranquilidad.

En los pisos en los que solo se han procedido a realizar reformas de tipo estético, no de las que se ocupan de mejorar la habitabilidad, lo que ocurre es que los inquilinos pasan a sentirse de paso, pues no van a querer realizar la obra que saben que el piso va a necesitar. Por todo ello, vas a tener que preocuparte de la búsqueda de inquilinos nuevos con el dolor de cabeza que ello implica.

Todo esto que os comentamos son factores que lo que hacen es ayudar a que las personas hagan cada vez más reformas  en sus vivienda, tanto si es para uso personal como en el mercado inmobiliario.

Como dicen los expertos en reformas de marzal.net, ahora también existen un buen número de ayudas que facilitan más las cosas, además de las clásicas financiaciones que hay sitios de reformas que se encargan de ofrecer.

Así que, una vez dicho esto, no te olvides que una vivienda con años puede ser una buena opción de inversión, especialmente si la reforma que se hace es la indicada y con materiales de calidad.