Consejos para obtener la visa para viajar a Europa

Consejos para obtener la visa para viajar a Europa

Obtener la visa para Europa es algo muy demandado, como nos comentando los reputados especialistas de Ribeiro.law en este tema. Para muchos, el poder conseguir una visa Schengen lo que hace es permitir el ingreso a un sueño. Si se quiere viajar a los países europeos, la visa Schengen es necesaria. Vamos a dar una serie de útiles tips para obtener la visa sin problemas:

Planificación del viaje con tiempo

Hay que ir seleccionado los destinos que se quieran conocer, planificando la ruta y teniendo siempre en cuenta el presupuesto con el que cuentas. El tiempo de anticipación puede ser de unos 3 meses, para saber la embajada en la que se debe aplicar y el dinero necesario para que no haya negación de la visa.

Verificación de la embajada a la que se remite la aplicación

Solo debe ser en la embajada del país en el que se vaya a estar por más tiempo. La visa además hace que sea válida para la entrada en los otros países.

Verificación de los requisitos y procedimientos para la aplicación de la visa en el sitio web de la embajada a la que se aplique.

Existen unos requisitos generales que son los siguientes, pero por favor insisto en verificarlos en la página de Internet de la embajada:

El formulario de aplicación debe ser rellenado, además de contar con dos fotos recientes, el pasaporte original y las copas según sean necesarias. Además conviene tener un itinerario del viaje en cuestión, así como las reservas de hotel que puedan cubrir el recorrido en Europa. Igualmente, también son necesarios los justificantes de los recursos financieros, con extractos bancarios de los últimos 3 meses, tarjetas, etc.

Hay que reservar el vuelo de ida y el de vuelta, no se debe comprar antes de que aprueben la visa, pues la embajada no va a tener en cuenta esto como prueba del viaje y se puede llegar a perder el dinero si la visa es denegada.

Importante obtener un seguro médico internacional con las debidas coberturas. Cuando se tenga tarjeta de crédito y tengas el seguro, es buena una carta que expida el banco donde se describa lo que cubre y se dirija a la embajada, puesto que no se recibe otro documento, caso de las fotocopias de la tarjeta.

Presentación de las pruebas suficientes de que se regresará al país

Uno de los motivos en no pocas ocasiones por los que se niega la visa es cuando se piensa que la persona no volverá a su país originario, por lo que recomendamos presentar todo tipo de certificados laborales estudiantiles o de vacaciones. Si se está casado, lo mejor es presentar papeles que puedan probarlo.

No se debe confundir la visa Schengen con la del Reino Unido

Hay gente que cuando quiere viajar a Europa piensa que se puede ir a otros países, pero esta es válida solo para el espacio Schengen, por lo que no todos los países están dentro.

La necesaria organización y verificación de los documentos antes de su remisión a la embajada

Uno de los factores más importantes cuando se aplica es que multitud de personas no se acuerdan de la necesidad de tener una buena organización y verificación cuando van a la embajada, lo que puede llegar a causar una serie de inconvenientes y confusiones a los funcionarios que están estudiando la aplicación en cuestión.

Para ello puede ser útil usar clips para así ir separando los documentos dependiendo del tipo, por lo que es bueno hacer una lista de verificación, donde se marquen los documentos según se obtienen y revisar varias veces los documentos antes de proceder a su entrega.

Como podemos ver, en estos consejos están resumidos los principales factores que se deben tener en cuenta cuando se quiere aplicar la visa y a grandes rasgos, si se cumplen, no debería haber más problemas para la consecución de ese sueño que es para muchos viajar por el viejo continente.

Nuestra recomendación es siempre contar con una empresa que te pueda realizar todos estos trámites con la tranquilidad de que cumples todo y no te vayan a “tirar” por ahí. Duele mucho el preparar un viaje con toda la ilusión y que después haya ciertos requisitos que al final terminen tirando por tierra todo el plan, por lo que puede merecer la pena tener un gasto extra, pero que nos pueda hacer evitar los posibles sustos que se pueden producir en este sentido. Esperamos que os haya sido todo de utilidad, pues ese al final es el objetivo de este artículo.