Una sonrisa de cine

La cartelera de estrenos suele irse también de vacaciones y son pocas las películas buenas de la temporada veraniega. Sin embargo, este verano se estrena una película dirigida por Jodie Foster, Money Ball, protagonizada por George Clooney y Julia Roberts.

Sigo la carrera de Julia Roberts desde siempre, desde que empezó en el cine con Magnolias de Acero, y por supuesto la película que la catapultaría al estrellato Pretty Woman.

El personaje de una prostituta que se enamora de un alto ejecutivo, llamémosle príncipe moderno que salva y es salvado, la inmortalizaría para siempre.

Su pelo rizado y gran sonrisa cautivaría a la audiencia de medio mundo y la convertiría en la novia de américa, puesto que parece ocupar la que fue Rachel Green en Friends una de las series de comedia más famosas de los 90, una carismática Jennifer Aniston también de gran y contagiosa sonrisa.

Jennifer Aniston, además de haber estado casada varios años con Brad Pitt también fue todo un referente entre las celebrities más imitadas en lo que a peinados se refiere y una de las actrices más queridas y valoradas.

Su carisma la ha llevado a ser una de las actrices mejor pagadas y nombrada por la revista People a sus 47 años como “una de las mujeres más bellas del planeta”. Además, como actriz también ha arriesgado con papeles como Cake donde ha explorado su vertiente más dramática, interpretación que le valdría una nominación a los Óscar.

La sonrisa de Jennifer Aniston

Una de las razones por las que soy una ferviente seguidora de las novias de américa y sigo tanto sus carreras, es por mi interés por ser actriz de comedia, me encanta el género y me gustaría mucho trabajar en una serie como Aquí no hay quién viva o Siete Vidas, y hacer películas donde desarrollar mis habilidades para la comedia.

Estudio Arte Dramático y estoy muy ilusionada con avanzar en la profesión que he elegido, sé que es complicado trabajar en televisión o cine, pero vale la pena intentarlo.

Mis profesores me animan a intentarlo y me alientan a seguir por la comedia, me dicen que tengo verdaderas aptitudes para el humor, pero hay algo que tengo pendiente desde hace tiempo, mi sonrisa.

Si algo acompaña a una buena comedia, eso es una buena sonrisa y por desgracia la mía tiene mucho por mejorar ya que tengo los dientes totalmente montados. Si fuera algo leve no me importaría, pero creo que, por la profesión que he elegido, debo hacer algo al respecto.

Finalmente, me he decidido a acudir a caredentalbacete, una de las mejores clínicas dentales de Albacete para hacerme una ortodoncia. Me la han recomendado varias de mis amigas con las mejores sonrisas, de esas que iluminan una habitación al reír.

Creo que cuando me vea una sonrisa perfecta en el espejo me ayudará a ganar confianza para perseguir mi sueño, y es que reírse es algo que hay que hacer a lo grande como Julia Roberts o Jennifer Aniston, sonrisas gigantes y sin complejos.

Por lo demás, las dos actrices defienden una belleza natural y me encanta su forma de envejecer con dignidad y aceptando cada arruga, cada forma de expresión de tanto reírse entre ensayo y ensayo.

Espero tener muchos ataques de risa y una prometedora carrera por delante, saber que Jennifer Aniston llegó a Friends casi por casualidad siempre ayuda.

 Y es que para una actriz que se lo trabajó desde el principio tiene mucho mérito llegar dónde ella ha llegado, de hecho su papel de Rachel Green iban a dárselo en un principio a Courtney Cox pero los encargados del casting la vieron más a ella en ese papel, ese sencillo cambio de casting la llevaría a representar el papel de su vida, ¿suerte? quién sabe…quizás fuese el poder de una sonrisa.