Un reportaje hollywoodiense

Hay chicas que cuando se casan quieren fotografías originales, tradicionales, creativas o mil cosas más y yo lo veo estupendo. Cada uno de debe buscar lo que le gusta y más en un día como ese o en un recuerdo para toda la vida, pero yo lo que quiero es un día lleno de glamour y quiero un reportaje fotográfico en el que me sienta como una famosa, es decir cuantos más flashes mejor.

Cuando se lo dije a mi novio le entró un ataque de risa descomunal. Aún no tengo muy claro si es que pensó que estaba de cachondeo o de verdad le estaba hablando en serio pero, al final, tras hablar con él y ver la emoción que le ponía a mi idea, cedió, así que voy a tener mi reportaje a lo estrella de Hollywood.

La idea es la siguiente, en lugar de un fotógrafo de bodas hemos contratado dos, Hevia Fotógrafos y Javier Marlan, y de lo que se trata es de que nos lleven a las diferentes localizaciones y nos empiezan a hacer fotos como si fuéramos famosos. Una por aquí, otra por allá, sonrisa, mira a la cámara, ahora te ignoro, etc. Va a ser una pasada.

Además, hemos alquilado una alfombra roja. Ya sé que puede sonar un poco raro pero hay empresas que alquilan estas cosas para la entrada a la iglesia o al banquete ¿no? Pues nosotros la hemos alquilado para la sesión de fotos porque van a ponernos focos a los laterales y nosotros pasaremos por en medio posando y caminando mientras los fotógrafos disparan el flash, como los artistas de Hollywood entrando en la gala de los Oscars.

Hay personas que, cuando les conté la idea, me pusieron cada de pez, otras levantaron una ceja en señal de incredulidad y otras, las que más visión tienen, entendieron la magia que puede aportar algo así. Va a ser súper original y voy a tener el reportaje de fotos de mis sueños.

Hay famosas que han tenido reportajes de fotos también muy originales. Como el de Bibiana Fernández y Asdrubal o el de Sara Jessica Parker que como se casó con un vestido negro en lugar de un reportaje de boda parecía un reportaje de luto. O el de Britney Spears que convocó a sus invitados a una fiesta, sin más, y cuando llegaron todos dijo: ¡Sorpresa! Bienvenidos a mi boda. Imaginad las fotos de boda, con los invitados con cara de chiste. Tuvo que ser muy gracioso la  verdad.

Yo tampoco busco nada fuera de la común, sólo poder vivir lo que me gusta en ese día tan especial. Hay personas que escogen un tema y montan todo el bodorrio alrededor de él, por ejemplo los frikis que se casan disfrazados de Star Wars o El Señor de los Anillos. O los que eligen un tema medieval y obligan a todos los invitados a ir vestidos de esa misma guisa. Al fin y al cabo lo mío es más normal, ¿no?

shutterstock_423039340