Los famosos también se apuntan a la moda de lucir la mejor piscina

A todos nos agrada la llegada del verano y poder salir a pasear por la playa, irnos de vacaciones y por supuesto, darnos un buen chapuzón en una piscina. Esta última es una de las opciones preferidas para pasar el verano, en caso de ser descubierta, y para pasar muchas horas a lo largo de todo el año en caso de que esté cubierta por algún tipo de cerramiento específico, sea retráctil o no. Tanto personas anónimas como nosotros o famosos de renombre, soñamos con tener una piscina en nuestra casa, sin embargo, ellos lo tienen más fácil dada su capacidad económica. Aunque desde siempre la gran mayoría de celebridades han tenido piscinas en sus domicilios, es ahora, de un tiempo para esta parte cuando les están dando una vuelta para hacerlas ser el foco de atención y el lugar de reunión que se merecen y es que, si contamos con unos buenos profesionales, podemos crear verdaderas maravillas en torno a las piscinas.

Cuando hablamos de una piscina, como es lógico, nos referimos a una estructura capaz de soportar el peso del agua que contiene en su interior y a su vez, la presión ejercida por la tierra que la rodea, consiguiendo así una estanqueidad en el interior del cubo, que es donde nosotros nos bañamos. En la actualidad, en el mercado podemos encontrar diferentes modelos de piscinas que varían en función de su tipo de construcción y que se adaptan a las exigencias específicas de cada lugar y es que no es lo mismo enterrarla que no, instalarla en lugares con temperatura exterior constante o no y por supuesto, es diferente si se instala en un interior o en un exterior, por lo que antes de aventurarnos, debemos contactar con Poliéster Euro Sur y es que ellos son expertos en el montaje de piscinas y nos asesorarán de la mejor manera a la hora de instalar una piscina para nuestro disfrute.

Como es lógico, en función del presupuesto que manejemos, también se nos abrirá o cerrará el abanico de posibilidades, pudiendo elegir entre otras, piscinas de hormigón, piscinas de paneles, piscinas de madera semienterradas o simplemente, optar por un kit de piscina que ya venga lista para montar. No obstante, si nuestro presupuesto es muy limitado, siempre podemos optar por las clásicas piscinas hinchables que nos venden en las grandes superficies por pequeñas cantidades de dinero.

En el caso de las celebridades, además de la piscina, suelen diseñar un entorno de película a su alrededor, con cascadas, toboganes, zonas para plantas acuáticas que depuren el agua de forma natural sin necesidad de instalar depuradora, zonas apartadas con peces, esquinas con hidromasaje para relajarse, pequeños jardines zen… en definitiva, todo un paraje idílico que como os decíamos al comienzo, haga de la piscina un lugar de reunión, paz, tranquilidad y no solo sea un mero elemento de ocio para nosotros mismos.

Las piscinas, unas instalaciones de lujo, situadas en los espacios más sorprendentes

Aunque a priori asociamos la instalación de piscinas a viviendas unifamiliares, urbanizaciones, hoteles o complejos deportivos públicos o privados, lo cierto es que no solo podemos encontrarlas en estos espacios. Si nos desplazamos al noroeste de España, en concreto a la ciudad de Ourense, podemos encontrar una piscina pública y gratuita en un curioso lugar, concretamente en el punto más visitado de la urbe, en pleno casco viejo, tras As Burgas, una fuente de agua termal que ha convertido a esta ciudad en la capital termal de España. Esta piscina se abastece del agua de la fuente, lo que le permite estar a una temperatura elevada constante que hace las delicias de los ciudadanos y visitantes, puesto que llueva, nieve o haga mucho frío fuera, ellos podrán darse un relajante baño saludable. Además de en la ciudad de gallega de Ourense, existen múltiples piscinas en lugares curiosos, como las que podemos encontrar en la costa y que se nutren directamente de agua del mar, pero que, al estar cercadas, funcionan como piscina, lo cual las convierte en un gran espacio para ir con los más pequeños. Incluso en el lugar menos pensado, como un centro penitenciario, podemos encontrar una piscinapara que los reclusos puedan darse un baño que les haga más llevadera su estancia entre rejas, por lo que, donde menos os penséis, seguro que encontráis una piscina.