Las Mejores Películas sobre el Mundo Legal

Hace poco, con motivo de inaugurar mi nuevo piso que encontré gracias a la ayuda de Area Asesores, celebré una pequeña fiesta de temática legal. Y es que, siendo abogada y con la mitad de los invitados también en el mundo del derecho se me ocurrió hacer una fiesta de cine y derecho.

Cada uno de nosotros tenía que elegir una película relacionada con el mundo del derecho que le hubiera gustado mucho. La verdad es que había muchas de las películas de las que no tenía ni idea y que me gustó mucho conocer porque las películas legales me encantan.

La mía era una de las más conocidas, Erin Brockovich, película basada en hechos reales, que cuenta la lucha que esta mujer comenzó a raíz de investigar el caso de unos clientes que padecen una extraña enfermedad. Dirigida por Steven Soderbergh, el filme cuenta con una de las mejores interpretaciones de Julia Roberts, quien finalmente ganaría el Oscar por este papel.

Otra que no conocía es la de “El Dilema” donde Russell Crowe desafiará a la industria tabacalera revelando el secreto que con tanto celo pretende mantener oculto: las sustancias adictivas. Junto a él estará Al Pacino, quien interpretará a un productor de televisión que le ayudará en su cruzada. Una de las mejores, sino la mejor, película de Michael Mann.

Otra que sí conocía y que había visto hace tiempo es la de “Pactar con el Diablo” donde Keanu Reeves se introduce en la piel de un joven y prometedor abogado que vive con su bella esposa. Nunca ha perdido un caso, lo que llama la atención de un poderoso bufete, que muestra un enorme interés por contratarlo. Al Pacino vuelve a mostrarse soberbio en una película que mezcla intriga, terror y sucesos paranormales. Tiene mucho encanto.

Una que no había visto antes y de las que más me ha gustado del ciclo es la de “Las dos Caras de la Verdad” donde Richard Gere interpreta a un ambicioso abogado que acepta cualquier caso siempre y cuando sea mediático. De esta manera, acepta defender al personaje interpretado por Edward Norton en un caso imposible de ganar. Una película interesante que sobresale por encima de la media gracias al primer y gran trabajo de Norton en la gran pantalla. La verdad es que su interpretación me llamó mucho la atención, además de que no me esperaba para nada el final.

Otra de las películas del ciclo que más llamó mi atención fue Philadelphia, una película que conocía porque me habían hablado de ella pero que nunca había visto.  Cuenta la historia de Andrew Beckett, que es despedido de la importante empresa en la que trabaja cuando sus jefes se enteran de que tiene Sida. Joseph Miller es el abogado que dirige la demanda por discriminación, pero no solo deberá luchar contra la opinión pública, también contra sus propios prejuicios.

Las Mejores Películas de Jurados

Una de mis películas legales favoritas es “12 Hombres sin Piedad” que fue la elección de uno de mis compañeros de bufete. En esta magistral película sobre cómo funcionan los jurados americanos, los 12 miembros de un jurado en un caso de asesinato tienen que deliberar sobre el futuro de un muchacho, dictaminando si es culpable o inocente del homicidio de su padre. Todos menos uno, están convencidos de la culpabilidad del acusado. El que disiente intenta con sus razonamientos introducir en el debate una duda razonable que haga recapacitar a sus compañeros para que cambien el sentido de su voto. De hecho, esta es una de las películas que me inspiró a ser abogada.

Otra gran película sobre jurados que una de las nuevas abogadas del bufete añadió a la lista fue, “Testigo de cargo”, una adaptación ingeniosa y concisa de una novela de Agatha Christie. Es un notable drama judicial, ingenioso y con un gran reparto.

Leonard Vole (Tyrone Power) es acusado del asesinato de la señora French, una mujer adinerada con la que mantenía una relación de amistad y también de interés y que le ha dejado como beneficiario de un cuantioso. Todas las pruebas juegan en su contra, por lo que acude a pedir ayuda a Sir Wilfrid Roberts (Charles Laughton), uno de los mejores abogados en activo.

Las pruebas circunstanciales en su contra son bastante claras, pero el gran criminalista cree en su inocencia y quiere defenderle por todos los medios. Casado con una alemana (Marlene Dietrich) que conoció durante la guerra, Vole encuentra en ella el más adverso testigo de cargo, puesto que se niega a testificar en favor de su marido.