Las famosas peor vestidas

¿Sabéis cuantas de nosotras nos empeñamos en copiar el estilo de algunas famosas y acabamos andando por la calle como si fuéramos auténticos esperpentos? Hace unos meses vi en una revista a Anne Hathaway con un look muy sencillo pero elegante. Llevaba un poncho transparente, veraniego, como de gasa en tonos verdes y debajo una camiseta blanca de tirantes, vaqueros y tacones. Iba divina. Yo intenté hacer lo mismo y cuando me miré al espejo parecía una mesa camilla.

Pero no es oro todo lo que reluce. Hay algunas famosas a las que más les valdría recurrir a algún estilista que les diera más de un consejo cobre cómo sacarse partido a ellas mismas y cómo vestir a la moda porque a veces veo cada cosa en las revistas impresas y en Internet que es para echarse a llorar. Algunas de ellas dicen que tienen estilo propio y yo lo que digo es que no tienen estilo, directamente. A todas ellas les diría que pidieran cita con Marta San Miguel, la famosa personal shopper madrileña, o que fueran al programa Cámbiame en Tele 5, lo mismo así empezaban a vestir un poco mejor.

Las Peor Vestidas

Pero ¿quiénes son las peor vestidas? Pues obviamente para gustos los colores pero como aquí quien da la opinión soy yo os diré qué es lo peor que he visto últimamente en los medios de comunicación.

Pilar Rubio. La chica es monísima y tiene unos ojos que para mí los quisiera  pero ¿a quién se le ocurre vestir como una leoparda con vestidos ajustados y taconazos de vértigo? El estampado de leopardo hace mucho tiempo que dejó de llevarse ¿o no?

Lady Gaga, como ya sabéis, es esperpéntica para todo así que no es de extrañar que la incluya en este lista pero lo que más me llamó la atención fue un look que le vi hace unos meses en el que parecía haber salido de una boda de la familia real de Inglaterra con pamela incluida y todo. Se había echado como unos 10 años encima y aun no entiendo el motivo de llevar ese atuendo por la calle, sinceramente.

Rihanna a veces es la chica más fashion que puedas echarte a la cara pero otras veces se pasa de sexi. Hace poco apareció en un magazine estadounidense saliendo de una fiesta nocturna con unos shorts vaqueros diminutos y un rebecón enorme encima abotonado sólo a la altura del ombligo y sin nada, absolutamente nada, debajo.

Nicki Minaj es un caso aparte porque podríamos escribir todo un libro de estilo sobre su vestuario y las combinaciones que hace. Una de las peores cosas que le he visto puesta este año han sido unos leggings de piel de serpiente con un abrigo de piel de zorro horrendo y gigante. Parecía algo raro, no sé cómo calificarlo.

Jennifer López suele ser, según mi opinión, una de las mejor vestidas en casi todas las fiestas pero cuando se trata de pasear por la calle “como una más” se pasa de cómoda. Es obvio que si yo salgo a comprar el pan con una batita que parece la típica con la que te vas a la playa nadie va a posar su atención en mí pero cuando una celebritie como ella lo hace las malas lenguas la llaman maruja o descuidada así que: ten más cuidado señorita López.

Y cierro la lista con la pareja formada por Johnny Depp y su novia Amber Heard. Él con un gorro sacado de los años 20 o 30 como mucho (y por alargar), una gabardina enorme que le queda tipo saco de patatas y un traje de chaqueta blanco de bajo que ni Elvis se habría puesto. Ella a juego con el blanco se pone una falda larga con brillos dorados y una camiseta blanca impoluta sin ningún tipo de gracia que contrasta con una gabardina marrón igual de grande que la de Jhonny… Menuda pareja….