Las celebrities y sus camisetas personalizadas

“Me resulta deprimente comprobar cómo actualmente todo el mundo es igual que los demás. Cada vez es menos frecuente encontrarse con gente real. Todos llevan la misma ropa, el mismo peinado. No entiendo ese tipo de mentalidad de rebaño”, confesaba Johnny Depp en una entrevista. En unos tiempos de franquicias, modas virales y globalización cultural, hasta a los famosos les cuesta salirse con la suya y destacar entre la masa. En los últimos tiempos, las camisetas personalizadas, como las que uno puede encontrar en páginas web tipo Fanisetas, son una tendencia creciente entre las celebrities que quieren demostrar su originalidad, su talante reivindicativo e incluso su sentido del humor.

Uno de los casos más conocidos es el de Ryan Gosling y Macaulay Culkin. Y es que, un buen día, Gosling apareció ante los paparazzi que siempre siguen sus pasos con una camiseta blancoa en la que figuraba, serigrafiada, una amplia foto de la revista Time protagonizada por el protagonista de Solo en casa cuando todavía era niño y no había caído víctima de la controversia y la relación con sustancias psicotrópicas. La instantánea de Gosling generó una buena cantidad de comentarios al respecto. Pero se quedaron en nada en comparación con los que produciría la reacción de Culkin, que tuvo lugar a través de su perfil oficial de Twitter. En la red social del pajarito azul, Culkin publicaría para sorpresa de propios y extraños otra foto tomada en su casa en la que aparece con una camiseta blanca que luce una imagen de Ryan Gosling… vistiendo su conocida camiseta de Macaulay Culkin. Los elogios al sentido del humor de Culkin fueron estruendosos. Sin embargo, la historia se embrolla en una guerra metalingüística. Días después, el actor de Drive volvía al ruedo con una nueva camiseta serigrafiada en la que se podía ver la foto de Macaulay Culkin con su camiseta de la foto de Ryan Gosling portando su camiseta de Macaulay Culkin. Y, redoblando la apuesta, a continuación Macauly Culkin respondía al reto estrenando una nueva camiseta donde se veía a Ryan Gosling sonriente con su nueva camiseta serigrafiada en la que se podía ver la foto de Macaulay Culkin con su camiseta de la foto de Ryan Gosling portando su camiseta de Macaulay Culkin. ¿Lioso? Antes de entrar en un bucle infinito, salió a la luz que el duelo textil formaba parte la campaña promocional de la banda ‘The Pizza Underground’, en la que Culkin realiza versiones de temas de la legendaria Velvet Underground pero dedicados ahora al popular manjar italiano. O no. Imposible saberlo a estas alturas.

Otras de las camisetas más divertidas de los famosos son las camisetas de Juego de Tronos que, de vez en cuando, desvela Peter Dinklage, intérprete del29 carismático Tyrion Lannister. Escasos meses antes de la cuarta temporada de la serie norteamericana, conocida por los elevados índices de mortandad entre su reparto de personajes, Dinklage apareció en un descanso del rodaje con una camiseta que rezaba “Por favor, George –en alusión a George R.R. Martin, creador y guionista de la saga de Canción de hielo y fuego-, deja de matar personajes”. Dinklage, que parece heredar el humor corrosivo e iconoclasta del propio Tyrion Lannister, volvería más tarde a la carga con una nueva trastada. Esta vez, el logo que mostraba en su ropa rezaba “Keep calm and demand trial by combat”, una audaz mezcla entre los carteles británicos de la Segunda Guerra Mundial, destinados originalmente a calmar los ánimos de los ciudadanos en previsión de los bombardeos nazis, y en la actualidad víctimas de miles de versiones hilarantes, y uno de los pasajes climáticos de esa misma cuarta temporada, en el cual Tyrion Lannister, juzgado por asesinato, exigía la resolución del pleito mediante una ordalía en la que probaría su inocencia batiéndose a muerte contra un rival.

No es el único actor de Juego de Tronos que utiliza una camiseta friki para reírse de sí mismo. El inglés Sean Bean, un secundario de lujo en multitud de filmes y que por cuestiones de azar o de elección de papeles suele acabar los argumentos con dos metros de tierra sobre su cuerpo, también acudió a la promoción de la serie Legend con una camiseta en la que se leía el hastag “No matéis a Sean Bean”.

Deja un comentario