David Muñoz triunfa en Londres con su restaurante

Posiblemente a muchos de vosotros comience a sonaos el nombre de David Muñoz. Y si no lo ha hecho ya, poco tardaréis en cruzaos con ese nombre. En cualquier caso, se trata de un cocinero de vanguardia que en los últimos tiempos ha conseguido multiplicar por mucho su patrimonio gracias a sus labores como chef. El diario El Español se hacía eco de su historia cuando, el pasado mes de marzo, Dabiz (su nombre artístico) abría su nuevo restaurante (de cuatro estrellas Michelín, ni más ni menos) en Londres.

La popularidad de este madrileño de 37 años comienza a subir como la espuma. Y no sólo por su trabajo, sino también por ser el novio de Cristina Pedroche, que también contribuyó económicamente a la apertura del nuevo negocio de Dabiz. Un negocio que está funcionando a la perfección y gracias al que el chef factura más de 6 millones de euros, una cifra astronómica que da buena cuenta de la calidad que se maneja en las cocinas dirigidas por Muñoz.

Una de las máximas que a buen seguro ha manejado el chef en sus aventuras en las cocinas es mantenerlo todo limpio y libre de cualquier tipo de suciedad. Para cualquier persona dedicada a labores culinarias, esto es de manual. Cualquier otra cosa que no implique mantener limpia en la ciudad será digna de salir en Pesadilla en la Cocina y de llevarse las críticas más duras de Chicote. Y David Muñoz ha trabajado duro porque eso no sea así.

Trabajar en un aspecto como el de la limpieza ha sido elemental para él. Es bien seguro que todos los días su cocina sufre un lavado a fondo para que todo esté dispuesto y preparado para el día siguiente. De la efectividad de este lavado dependen buena parte de sus aspiraciones profesionales porque la limpieza y la higiene en un restaurante son de vital importancia. Lo mejor es contratar a profesionales del sector como esta empresa de servicios de limpieza en Barcelona, especializados en hostelería, porque sus resultados siempre serán mejores que los nuestros.

Esta entidad acumula años de experiencia en todo lo que guarda relación con la limpieza y el mantenimiento de oficinas, despachos y, en definitiva, todo tipo de comercios. Es principalmente conocida por la efectividad de sus trabajos, la rapidez o las escasas molestias que ocasionan y el bajo precio al que pone a disposición sus servicios. Justo lo que un restaurante como el de David Muñoz necesita.

Con la versatilidad por bandera

No andaremos muy desencaminados al afirmar que la mejor ayuda que puede encontrar Muñoz para mantener bien limpio y cuidado el local es una entidad que sepa desenvolverse con diferentes materiales y en distintas superficies. En ese caso, no hubiera hecho mal en depositar su confianza en la propia Servinet del Vallès. Su experiencia a la hora de mantener la limpieza de vidrios tanto interiores como exteriores y su capacidad para barrer, fregar, pulir y mantener pavimentos es asimismo encomiable.

Y es que mantener no sólo la cocina, sino también el aspecto exterior del restaurante es fundamental para cautivar la atención de la posible clientela. Que se lo digan a Muñoz. Buena parte de esos 6’5 millones de euros que ha conseguido facturar gracias a su nuevo restaurante en Londres se lo deben a precisamente este tipo de labores.

Esta es la historia de David Muñoz. Un hombre que sin hacer mucho ruido ya se ha colado en esa lista de famosos españoles que poseen un negocio. Y a él le va particularmente bien. El suyo es un modelo de gestión y de buen hacer en la cocina, donde ha conseguido implantar un estilo vanguardista definido y característico que ya se ha convertido en su principal seña de identidad.